April 25, 2024

Las enfermedades bucales y su tratamiento representan una carga económica importante para la sociedad. La caries dental se considera la enfermedad más prevalente, después del resfriado común, lo que supone elevados costes de tratamiento. Además, la percepción de salud bucal puede considerarse como un factor predictor de la calidad de vida.

A continuación se presentan las pautas para la prevención de la caries y, llegado el momento, su tratamiento.

PROTOCOLOS DE PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Prevención de la caries
Al ser la caries un proceso dinámico, podemos controlar su progresión en los primeros estadios (2) teniendo en cuenta los hábitos dietéticos y la higiene bucal.

Higiene bucal
Cepillarse los dientes durante 2 minutos, 3 veces al día.
Es importante utilizar cepillos dentales de calidad que se adapten a las necesidades del paciente como por ejemplo que permitan una limpieza óptima en dientes con ortodoncia, que respeten aquellas encías que puedan estar muy sensibles, que requieran de un extra de suavidad para periodos post quirúrgicos… (3).

Hábitos dietéticos
Los alimentos con mayor potencial cariogénico son los que contienen azúcares refinados y son pegajosos. La frecuencia de su ingestión es más importante que la cantidad ingerida de una vez.
Procurar que los carbohidratos sean en forma diluida o acuosa (retención mínima) y evitar los azúcares de textura pegajosa o adhesiva.

Tratamiento de la caries
De modo general, las lesiones de caries limitadas al esmalte se tratan en la clínica dental de forma no invasiva, utilizando flúor y adoptando medidas educacionales para el paciente en cuanto a dieta e higiene bucal diaria, además de un control por parte de un profesional.

¿Cómo tratar y prevenir la caries?

Cómo prevenir o curar la caries